Abstractos y valencianos

Cuatro jóvenes artistas presentan intervenciones en el IVAM

Valencia,

El pasado julio el Instituto Valenciano de Arte Moderno abrió una exhibición dedicada a sus fondos de arte abstracto fechados entre el desenlace de la II Guerra Mundial y el final del siglo pasado, un recorrido entre temático y cronológico por los caminos de esta corriente desde que se manifestaba en enormes lienzos altamente expresivos, con una emotividad que hacía innecesaria la narración, hasta su desarrollo en instalaciones que favorecen la tactilidad.

De la muestra, abierta hasta septiembre de 2018, forman parte trabajos de artistas nacionales e internacionales como José María Sicilia, Antonio Saura, Tàpies, Richard Serra, Tony Smith o Ángeles Marco; también una gran instalación de James Turrell que hasta ahora no se había expuesto al público y que, como el conjunto de la obra de este artista, subraya la potencia del color como lenguaje plástico.

A partir de hoy, esa exhibición se completa con los proyectos de los cuatro artistas valencianos participantes en el último capítulo de la iniciativa IVAM produce, con la que el centro viene insistiendo en su voluntad de convertirse, no solo en sede de exposiciones temporales al modo tradicional, sino en espacio para la producción y el trabajo de creadores jóvenes. Rompe, además, con la noción de que las salas expositivas concebidas con ese fin sean el mejor territorio, dentro de un museo, para mostrar obras de arte, porque las propuestas de estos autores, siempre site specific, se nos presentan fuera de los espacios habituales, a menudo en los destinados a la circulación o a los tiempos muertos.

Los cuatro artistas de la Comunidad Valenciana elegidos para participar en este último IVAM Produce han sido Sergio Barrera, Nelo Vinuesa, Inma Femenía y Ana Esteve Llorens, que esta tarde explicarán en el museo valenciano, a las 19:00 horas, cómo han sido sus procesos de trabajo.

De Barrera, el más veterano, veremos Antigesto, un proyecto que acoge el vestíbulo principal del IVAM y que es fruto de sus experimentaciones a partir del plano pictórico. Ha querido plantear la posibilidad, tanto temática como meramente práctica, de llevar a cabo unas pinturas que, en la medida de lo posible, dado que la objetividad completa de quien crea no es factible, se desliguen de lo personal. Su posición se contrapone así a la de los artistas valedores de la pintura gestual, defensores de la plasmación, necesaria y deseable, de la personalidad del artista en sus obras.

Sergio Barrera y Nelo Vinuesa. Vista de dos de las obras de IVAMProdueix, 2017
Sergio Barrera y Nelo Vinuesa. Vista de dos de las obras de IVAMProdueix, 2017

En el vestíbulo de la segunda planta –aunque ya se nos anuncia desde la primera– nos espera Ultramar, el proyecto de Vinuesa. Tomando como punto de partida el vocablo latino Ultramarinus (lo que está más allá del mar), él se ha centrado en el estudio de lo que está más allá de la pintura y del lienzo, aportando su grano de arena a los desarrollos actuales de la pintura expandida. Su obra es tridimensional, cuenta con ecos cinéticos, e invita al espectador a desplazarse en torno a ella para observarla desde distintos puntos de vista; características, como sabemos, asociadas siempre a la escultura.

Nelo Vinuesa. Ultramar, 2017
Nelo Vinuesa. Ultramar, 2017

Esteve Llorens, por su parte, ha situado junto a la galería 5 del centro valenciano Drop, una intervención experimental que se sitúa a medio camino entre el terreno del diseño y el de la artesanía. Su propósito ha sido analizar en qué medida los espacios y los materiales interfieren en las situaciones comunicativas: presenta una tela de algodón tejida en un telar de cuatro pedales; en ella surge, casi de forma orgánica, una forma alargada que crea un espacio. Para sus colores, subrayando sus procesos manuales y no industriales, se ha servido de tintes naturales elaborados conforme a recetas tradicionales.

Ana Esteve Llorens. Drop, 2017
Ana Esteve Llorens. Drop, 2017

Y, por último, Inma Femenía, a la que hace unos meses abrimos ficha, ha llevado al IVAM Free Fall, expuesta en la entrada de su biblioteca. Dado que el conjunto de su producción se dedica al estudio de los nexos entre la materia física y el ámbito digital, en esta ocasión ha concebido una pieza que, por sus proporciones, su verticalidad de ciprés y su pausado movimiento sobre sí misma invita a ser contemplada con tiempo, el necesario para dejarse hipnotizar, para disfrutar correctamente de los libros y ese que no parece existir durante la captación y la asimilación de las imágenes digitales en nuestros días.

Inma femenía. Free Fall, 2017
Inma Femenía. Free Fall, 2017

 

Intervenciones de Sergio Barrera, Nelo Vinuesa, Inma Femenía y Ana Esteve Llorens

IVAM. INSTITUTO VALENCIANO DE ARTE MODERNO

c/ Guillem de Castro, 118

Valencia

Del 4 de octubre al 31 de diciembre de 2017

 

Guardar

Comentarios