Grupo Abstraction – Création

Max Bill. Torsión infinita, 1953-1956París había sido el centro de la vanguardia desde el declive artístico de Rusia y Alemania derivado de la instauración de regímenes totalitarios. Tras la ocupación nazi de París, dicho centro se desplazó a Londres y luego a Nueva York. En París, los pintores Auguste Herbin, Jean Hélion y Frantisek Kupka, y los escultores Vantongerloo y Hans Arp, junto con otros artistas, fundaron el grupo Abstraction-Création en 1931, en el que se concentró una amplia gama de corrientes no figurativas, de las que participaron los últimos cubistas, seguidores de De Stijl y emigrados constructivistas como Gabo o Pevsner.

El grupo Abstraction-Création abogó por un arte de formas e interacciones geométricas básicas. Aunque esta posición los situaba como contrapunto del Surrealismo, fuertes vínculos personales y artísticos unían ambos movimientos.

En 1934, el grupo contaba con unos cincuenta miembros y más de cuatrocientos afiliados libres procedentes de Inglaterra, París, Zúrich, Italia, Alemania y Polonia. Sus seis publicaciones anuales contenían ilutraciones de obras de artistas tan diversos como Arp, Calder, Freundlich, Gabo y Moholy-Nagy, un abanico que cubría un amplio espectro de arte no figurativo cuya autonomía creativa constituía una enérgica respuesta al totalitarismo.

En términos de historia del arte, este movimiento colectivo resulta fácilmente divisible en sus dos tendencias: Abstraction hace referencia a la reducción progresiva de la mímesis de la naturaleza, mientras que Création remite a un orden geométrico elemental no derivado de la naturaleza. El concepto Création fue ampliado por Max Bill, quien, siguiendo la teoría de Theo Van Doesburg, abogó por una expresión pura en todos los ámbitos del concepto de “arte concreto”. Los preceptos de Bill eran coherencia racional y base matemática.