Warhol y los imprevistos de lo mecánico

CaixaForum Barcelona revisa todas sus caras

Barcelona,
Andy Warhol. Campbell´s Soup Can I, 1968. Andy Warhol Foundation for the Visual Arts
Andy Warhol. Campbell´s Soup Can I, 1968. Andy Warhol Foundation for the Visual Arts

Pintor o tótem, obra o producto, Warhol o Warhola. Plantear una muestra del artista pop entrado el siglo XXI, sobre todo si se trata de una retrospectiva, lleva implícito el reto de sorprender: parece que todos conozcamos a Andy y que sepamos de él casi todo lo que podemos saber. ¿Puede hablarse aún de un Warhol desconocido, de obra suya rara o inédita, o en el único campo en el que aún podemos innovar es en el de sus lecturas actuales?

Para salir de dudas, en los próximos meses tendremos ocasión de acercarnos en los centros CaixaForum de Madrid y Barcelona (desde mañana, en el espacio catalán) a “Warhol. El arte mecánico” una muestra que repasará la evolución de su trayectoria desde sus comienzos como diseñador gráfico en Nueva York hasta su muerte, antes de cumplir los sesenta, en 1987.

La exhibición, que ha sido organizada en colaboración con el Museo Picasso de Málaga y comisariada por su director, José Lebrero, incidirá en el don de la oportunidad y el talento visionario del de Pittsburgh a la hora de percibir el culto a lo mercantil que venía gestándose desde los avances industriales del s. XIX pero que tomó mayor impulso superada la II Guerra Mundial.

Lo utilizó en un doble sentido: a nivel conceptual, trabajando con la serialidad y las nuevas dimensiones estéticas y sociales de los objetos cotidianos de consumo y, en un plano técnico, sirviéndose de todo tipo de instrumentos ligados a los procesos de trabajo contemporáneos, desde la serigrafía a la grabadora de vídeo y haciendo suyos los patrones productivos de una cadena de montaje. En este punto os recomendamos leer la trampa que encuentra en el planteamiento de base Agustín Fernández-Mallo, recordándonos la absoluta imposibilidad de que dos obras, artísticas o no, sean absolutamente iguales y de que no exista espacio para lo imprevisto. Toda repetición lleva implícita la diferencia.

Por eso, aunque no podamos tener dudas en calificar su arte como mecánico; definirlo como impersonal ya es más complicado y tampoco hay en él una ausencia completa de espiritualidad: se han desplazado más bien los objetos de culto hacia la materialidad, y no a la opulenta, sino a la que todos tenemos a mano. A veces hacia la basura.

Un capítulo que en ocasiones se pasa por alto y que, paradójicamente, tuvo lugar en 1968 -el año de las revueltas juveniles contra la norma- fue su intento de asesinato. Tras superarlo, Warhol se convirtió con más fuerza en su propio personaje, en un icono moderno consciente de su papel, un artista-empresario que había hecho de su creatividad la fuente de su fama.

Conjugar la vulgaridad en los motivos y la brillantez en las ideas fue seguramente su gran mérito y alcanzarlo le llevó tiempo: no podemos obviar, por anticipatorio, el éxito de su labor como diseñador gráfico para Glamour, Vogue, Columbia Records o Tiffany & Co después de asentarse, en 1949, en Nueva York.

Algunos de sus trabajos de entonces podrán verse también en la exhibición de CaixaForum, que contará con cerca de 350 piezas entre pinturas, esculturas, dibujos, serigrafías, instalaciones audiovisuales, libros de artista, películas, portadas de discos, pósteres, revistas, objetos y material fotográfico y sonoro. Han sido cedidas por el Andy Warhol Museum de Pittsburgh, el MoMA de Nueva York, el Centre Pompidou de París o la Tate de Londres, entre otras instituciones públicas y colecciones privadas internacionales.

Andy Warhol. Silver Liz, 1963. Colección Froelich. The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts
Andy Warhol. Silver Liz, 1963. Colección Froelich. The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts
Andy Warhol. Brillo BOX, 1964-1968. Museo Colección Berardo, Lisboa. The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts
Andy Warhol. Brillo BOX, 1964-1968. Museo Colección Berardo, Lisboa. The Andy Warhol Foundation for the Visual Arts

 

 

“Warhol. El arte mecánico”

CAIXAFORUM BARCELONA

Avinguda de Francesc Ferrer i Guàrdia, 6-8

Barcelona

Del 14 de septiembre al 31 de diciembre de 2017

 

 

Guardar

Guardar

Comentarios