Fichados

Oriol Jolonch

Oriol JolonchNOMBRE: Oriol

APELLIDOS: Jolonch

LUGAR DE NACIMIENTO: Barcelona

FECHA DE NACIMIENTO: 1973

PROFESIÓN: Fotógrafo

 

Si os dais un poco de prisa, aún podéis conocer la obra reciente de nuestro último fichado en el espacio El quadern robat de Barcelona: hasta el 20 de mayo, Oriol Jolonch presenta allí treinta fotografías realizadas en los últimos años bajo el título de “Me and Mr. Jones”, Mr. Jones que protagoniza de espaldas una de sus series y que somos todos.

Oriol Jolonch. Mr. Jones
Oriol Jolonch. Mr. Jones

Las imágenes de este artista barcelonés, que se formó en diseño y fotografía pero se considera sobre todo autodidacta y al que le atrajeron pronto las realidades inventadas, requieren del espectador que recupere su capacidad de asombro y que deje a un lado esa tendencia a someterlo todo por un tamiz racional que hace que nos perdamos tantas cosas con el paso de los años. En sus fotografías tiene espacio lo intangible: lo arbitrario, el enigma, el humor, la subversión y también la invitación a la reflexión y el sentimiento, responsables de la perturbación final de quien contempla.

Desde 2010 Oriol ha presentado muestras individuales en la Galería Pou d´Art de Sant Cugat, Niu Espai Artistic, la Galería Víctor Lope, el propio Quadern Robert y el Museo Can Framis (Barcelona), la Galería Mediadvanced gijonesa y Artifact (Nueva York), ha participado en numerosas colectivas y en su currículum figuran premios como el FEP European Professional Photographer of the Year (2011), el 1º Premio de composición digital CREATIVE (2012), el 3º Premio de la XI edición del Concurso de Fotografía Digital del INICO – Universidad de Salamanca (2013), el 1º Premio de fotografía Fundació Vila Casas (2014) o el 2º Premio del IV Concurso de Fotografía UPCYCLING (2016).

Le hemos preguntado por sus comienzos, y como la mayoría de nuestros fichados, nos ha contado que su inclinación creativa no tiene fecha en el calendario, pero que las tecnologías digitales sí supusieron para él un impulso: Esto no tiene ni un cuándo ni un porqué. Se podría decir que viene con nosotros de serie. En mi caso particular, siempre tuve marcadas tendencias artísticas, ya fuera en los inicios ilustrando con aerógrafo, en el campo del diseño o la fotografía analógica, pero fue la irrupción del mundo digital en la fotografía lo que supuso un antes y un después. Ahí supe desde el primer momento que ese era mi terreno de juego y que me permitiría llegar a donde antes no llegaba.

Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Éxodo
Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Éxodo
Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. El faro
Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. El faro

Por ejemplo, a explorar caminos oníricos sin limitaciones técnicas y construir escenas imposibles que pueden conectar con nuestro inconsciente. Su curiosidad se manifiesta en la variedad de temas que ha abordado, conectados en ocasiones con la actualidad y no exentos de cierto enfoque crítico en torno a las relaciones sociales o las que mantenemos con la naturaleza. Hay que prestar atención al posible valor simbólico o metafórico de sus motivos: me interesa todo, o casi todo, así que mis temas e intereses son de lo más variado, pero en mis obras predominan temas relacionados con la condición humana y el mundo que nos rodea, siempre desde mi visión, de cómo yo veo y percibo mi realidad.

Si sus obras os hacen pensar en los montajes surrealistas y en los juegos de los artistas ligados a aquel movimiento con objetos encontrados y con materia onírica, no estáis desencaminados. Pero sus influencias son también literarias: repasando mis obras, uno se da cuenta del marcado estilo surrealista que tienen, y es que ya desde niño, en mis primeras visitas al Museo Dalí de Figueras, me sentí atrapado por ese mundo mágico y fantástico. Mis primeras influencias no podrían ser otras que los clásicos del surrealismo, como Dalí, Magritte o Man Ray, entre otros, o las fascinantes pinturas de El Bosco, uno podría pasarse horas contemplándolas. Pero no me gustaría olvidar tampoco a los grandes pintores del Renacimiento o del Barroco. O las lecturas de Poe o de H.P. Lovecraft, o, en lo que al cine se refiere, podría citar las películas de Tim Burton por ejemplo. Todo lo que tenga un cierto aire fantástico, místico-misterioso o simplemente irreal, me interesa.

Oriol Jolonch. Realidades inventadas. Levedad
Oriol Jolonch. Realidades inventadas. Levedad
Oriol Jolonch. Monkey Island
Oriol Jolonch. Monkey Island

Y, como en el caso de sus referentes artísticos, en sus procesos de trabajo también intervienen, y mucho, lo lúdico y el azar. Lo que vemos no es, quizá, lo que Oriol había previsto, y esa es parte de la riqueza del resultado: trabajo con fotografías que voy ensamblando mediante programas digitales. Suelo partir de bocetos preconcebidos muy básicos; generalmente suelo trazar cuatro líneas con la idea original, de manera muy esquemática, para luego realizar las fotografías necesarias y entonces, delante del ordenador, empieza la tarea más dura: darle forma y fondo a lo que has plasmado sobre el papel. A veces coincide con lo que había imaginado y otras no. Esto forma parte del juego y hace que la cosa sea interesante. Nunca sabes realmente lo que va a salir. Muchas veces el resultado final y la idea preconcebida no se parecen en nada. Pero es lo divertido. Empiezas a superponer imágenes de forma compulsiva, intentando que encajen como en un puzzle y que tengan una coherencia entre ellas, hasta que llega un determinado momento en que salta la chispa y zasss… ¡ya lo tienes!  ¡Es fantástico!

Otra forma de entender el instante decisivo: como un destello de genio que atrapar y que en ninguna fotografía es igual. Ante estos trabajos podemos “limitarnos” a disfrutar del ingenio o del sentido estético de Jolonch o ir un poco más allá y realizar ante ellos nuestra propia labor creativa: imaginar las tramas que podrían acoger cada uno de sus escenarios (no del todo reales, no del todo imaginados) y cuestionar hasta qué punto es posible diferenciar, en nuestro propio entorno y en los trabajos de Jolonch, lo ficticio y lo cierto.

Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Paraguas y nube
Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Paraguas y nube

Nos explica Oriol los proyectos que hasta ahora ha desarrollado: Todos son fruto de la ilusión y de la pasión y me han aportado grandes alegrías. Desde la primera serie, “Realidades Inventadas”, a todo color y con un carácter marcadamente surrealista, que me abrió las puertas a seguir experimentando con la fotografía digital, pasando por “Anecdotario del s. XXI”, serie en su totalidad en tonos sepia y trabajada en parte manualmente para que tuviera aspecto y textura de fotografía antigua para realzar la atemporalidad de sus mensajes, o finalmente la serie de “Mr. Jones”, una especie de diario fotográfico donde se ve a un enigmático personaje siempre de espaldas que invita al espectador a adentrarse en un escenario cambiante. Mr. Jones podíamos decir que es una especie de alter ego universal, por eso me gusta decir que Mr. Jones no es nadie y Mr. Jones somos todos.

Nos adelanta también lo próximo: Ahora mismo mi carpeta de trabajo es un tanto caótica. Suelo trabajar con varias obras al mismo tiempo, lo que hace que tenga muchas piezas a medias o a punto de acabar y que espero que en un futuro cercano vean la luz. Más adelante, si todo va bien, tendré una exposición colectiva en Valencia, en la Galería Alba Cabrera, que me hace especial ilusión.

Pasad por su web para conocer mejor los mundos de Oriol: orioljolonch.net

Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Radio
Oriol Jolonch. Anecdotario del s XXI. Radio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios