Fichados

Cristina Toledo

Cristina ToledoNOMBRE: Cristina

APELLIDOS: Toledo Bravo de Laguna

LUGAR DE NACIMIENTO: Las Palmas de Gran Canaria

FECHA DE NACIMIENTO: 1986

PROFESIÓN: Artista

 

 

La Galería Javier Silva de Valladolid, la sala que la representa, nos dio a conocer a Cristina Toledo hace tres años con la muestra “Un acto de fe”, en la que esta artista canaria reflexionaba sobre el poder y las carencias de la fotografía a la hora de acercarnos al pasado y partía de varias imágenes de procedencias diversas, pero con temas comunes, para elaborar a partir de ellas sus pinturas, que no son copias sino herramientas que activan, por un lado, atmósferas lejanas y, por otro, fabulaciones y simbolismos nuevos en torno a ellas.

Antes, Cristina, licenciada en Bellas Artes por la Complutense de Madrid, había presentado exposiciones individuales en el Club La Provincia de Las Palmas y el Centro Cultural Pérez de la Riva de Las Rozas, y después lo haría en Vuela Pluma Ediciones y, de nuevo, en Javier Silva, donde el año pasado por estas fechas nos enseñó “Sacrifice”, una serie en la que nuevamente partía de imágenes pasadas para esbozar una reflexión personal y oportuna sobre las incomodidades o torturas que infligimos a nuestro cuerpo buscando una belleza acorde a ideales escurridizos.

Cristina Toledo. Shape your nose at home! Sacrifice, 2016
Cristina Toledo. Shape your nose at home!, 2016. Serie Sacrifice

La artista, que en 2017 obtuvo el Premio a Jóvenes Pintores que concede la Fundación Gaceta y fue seleccionada en el Encontro de Artistas Novos de Santiago, y que anteriormente recibió el Premio Miradas de la Fundación Jorge Alió (2016) y el de Pintura Mardel de Calpe (2013), ha participado desde 2011 en colectivas en espacios como el Centro de Arte Complutense, la Galería Estampa, la sala canaria Manuel Ojeda, Las Cigarreras de Alicante, el Centro Cultural Coreano, Patio de la Infanta (Zaragoza), San Martín Cultura Contemporánea o el CAAM canarios, y este mismo año hemos encontrado su trabajo en Otra puta bienal más y en la Galería mallorquina Pep Llabrés, en el marco de Ecléctica 2018.

La fichamos hoy porque nos gusta el lado cinematográfico e inquietante de sus pinturas y por su originalidad acercando imágenes y aires del pasado a su propio terreno, a sus reflexiones personales y actuales.

Exposición "Espacio CV. Creatividad y Visibilidad" en el CAAM, 2017
Obras de la serie Oscuridad cegadora, de Cristina Toledo, en la exposición “Espacio CV. Creatividad y Visibilidad” en el CAAM, 2017

 

Cristina Toledo. Mourning
Cristina Toledo. Mourning

Ella siempre tuvo claro que la pintura sería su medio (Trabajo principalmente la pintura en su vertiente más clásica. Creo que con la pintura sobre lienzo siempre se seguirán pudiendo decir muchas cosas. Es el lenguaje con el que me siento más cómoda y también el que me interesa más como espectadora, por su plasticidad, su historia y su capacidad evocadora) y en su familia encontró el primer estímulo para acercarse al arte: Mi madre tenía una tienda de material artístico y mi padre era muy aficionado a la pintura, por lo que siempre estuve en contacto con el mundo del arte y lo viví como algo natural. Me recuerdo dibujando y pintando desde pequeña, como casi todos los niños, pero yo soy de las que no pararon al crecer. Estudié Bellas Artes en la Complutense y una vez terminada la carrera decidí dedicarme a aquello que me había llevado a elegir esa formación, que era la pintura. 

Como os contábamos, le interesan a Cristina las opciones de esta disciplina para explorar las posibles vigencias actuales de las fotografías de años y décadas pasadas y su conexión con los temas que más le interesan: Mi principal campo de exploración es la pintura como medio en sí, y su capacidad para dotar de nuevos significados a imágenes de origen fotográfico. Trabajo seleccionando fotografías de distintas épocas y procedencias que tengan algo que me interese destacar, tanto por temática como por sus valores estéticos. Los conceptos de memoria, representación y control social del cuerpo (especialmente de la mujer) son recurrentes en mi obra.

Cristina Toledo. Massaging
Cristina Toledo. Massaging

Su última exposición en Javier Silva hablaba de las tiranías estéticas que convierten el cuerpo en objeto de consumo, y podíamos enlazarla con “Nuevo Mundo”, su propuesta para Vuela Pluma, dedicada a la imagen femenina (erotizada) transmitida en la prensa española anterior a la democracia y con “Un campo de batalla”, el proyecto que llevó al Centro Cultural Pérez de la Riva de Las Rozas y que entendía como tal terreno el propio cuerpo censurado, mirado, tatuado. Más literales eran las batallas a las que aludía veladamente “Un acto de fe”, serie poblada de anónimos tratando de mantener normalidades cotidianas en tiempos de guerra.

Se sitúa cara a cara con la historia entendiéndola de la única forma posible, a partir de lo micro y de sus fragmentos, hallados con frecuencia al azar en prensa, en sus archivos familiares o en Internet, y en sus pinturas genera lecturas distintas de ellos vinculadas a sus propios intereses.

Cristina Toledo. Ejercicios para la visión. Unheimlich, 2016
Cristina Toledo. Ejercicios para la visión, 2016. Serie Unheimlich

Sus influencias son muy diversas y cita entre ellas a dos de nuestros fichados: Mis referentes son variados, desde la fotografía anterior a los 70 hasta los grandes maestros clásicos y contemporáneos de la pintura, de Velázquez a Michael Börremans. Sin olvidar, por supuesto, a algunos artistas actuales que siento más cercanos, como Hugo Alonso, María Carbonell, Concha Martínez Barreto, Alain Urrutia, Paco Pomet, Jose Luis Puche, Ana Císcar…

Börremans, ya sabéis, también ha tomado referencias de los grandes de la pintura, de Rubens a Velázquez, para cultivar un humor entre lo nostálgico y lo macabro, una pintura que es lúdica pero no fácil, enigmática; el prolífico Pomet maneja el humor y la crítica, y se sirve de la fotografía como fuente de inspiración; Puche igualmente trabaja un estilo semejante, y hace dialogar lo subjetivo y lo objetivo, pero manejando sobre todo el blanco y negro, y este último rasgo lo acerca a Alonso y a Urrutia. Alonso, bien conocido por nuestros lectores, parte en sus sugerentes pinturas desenfocadas de imágenes procedentes del cine y Urrutia también se basa en su propio archivo fotográfico en construcción, y en imágenes halladas en los medios, para construir pinturas donde encontramos aires cotidianos, pero también interpretaciones nuevas y enigmáticas de esas fotos que son su materia prima. Carbonell pasará pronto por esta sección, Martínez Barreto también trabaja a partir de antiguas fotos familiares, reflexionando sobre lo que hay en ellas de público y de privado, de monumental y de íntimo, y la joven y prometedora Ana Ciscar también viene cuestionando los roles de representación de la pintura y la fotografía.

Cristina Toledo. Censurada I, 2013. Serie Oscuridad cegadora
Cristina Toledo. Censurada I, 2013. Serie Oscuridad cegadora

 

Cristina Toledo. Oscuridad cegadora 1, 2013
Cristina Toledo. Oscuridad cegadora 1, 2013. Serie Oscuridad cegadora
Cristina Toledo. El Frente doméstico (Londres 1940), 2014. Un acto de fe
Cristina Toledo. El Frente doméstico (Londres 1940), 2014. Serie Un acto de fe

Entre los proyectos tempranos de Cristina, destaca la serie Oscuridad cegadora: En ella rescataba capturas de pantalla de un vídeo que recopila momentos censurados de la historia del cine. Me resultó sugestivo el juego entre aquello que se quiso ocultar y su capacidad de viralizarse en la red y quise añadir otra capa más de significados al convertir el vídeo en pinturas. Parte de esta serie se expuso en 2014, en mi individual “Un campo de batalla” en el Centro Cultural Pérez de la Riva, en Las Rozas, y también una buena muestra de ella se pudo ver el año pasado en el CAAM, Las Palmas de Gran Canaria, dentro de la iniciativa Espacio CV. En este trabajo nos hacía pensar en el contraste profundo entre la rapidez (irreflexiva) que fomenta el mundo digital en relación a las imágenes y la lentitud necesaria para entablar discursos sobre ellas que requiere la esfera artística.

Un año después llegaría, como comentábamos al principio, su primera individual en Javier Silva, “Un acto de fe”: Consistía en una serie de pinturas que resaltaban la cara menos visible de los conflictos bélicos, la cotidianidad que continúa para aquellos que no están en el frente. En esta serie, Toledo se decantaba sobre todo por el blanco y negro, aunque incorporara notas de color, y proponía miradas hacia la cara oculta de las guerras desde la honestidad que implica abordarlas, en conciencia y de inicio, como reconstrucciones artificiales del pasado, que no superficiales.

Para “Sacrifice”, en 2017 en la misma galería, recogió una serie de dibujos y pinturas que reflejaban lo que he ido llamando “torturas de belleza”, el uso de diferentes tratamientos y artilugios para modificar el cuerpo con la intención de acercarlo a los cánones de belleza socialmente establecidos. Si Byung-Chul Han explicaba recientemente que los individuos de hoy nos autoexplotamos bajo la falsa sensación de libertad, la contemplación conjunta de esta serie de Cristina también habla de nosotros mismos como primer verdugo propio en el sentido más puramente físico, de castigos corporales que no envidian en nada a los medievales y que nacen de la búsqueda de supuestos bienes superiores (inalcanzables).

Cristina Toledo. The High Hell Club. Sacrifice, 2017
Cristina Toledo. The High Hell Club, 2017. Serie Sacrifice

 

También el año pasado participó la artista en una muestra colectiva que le hizo especial ilusión: por ser en mi ciudad y por recoger el trabajo de muchísimas mujeres artistas canarias que hemos estado trabajando en los últimos años. “+ F, Artistas post-conceptuales en Canarias 2000 – 2017″ se pudo ver en San Martín Cultura Contemporánea en Las Palmas de Gran Canaria y yo participé con tres piezas de mi serie “Tatuadas”, dedicada a las pioneras del tatuaje.

Exposición "+ F, Artistas post-conceptuales en Canarias 2000 – 2017" en San Martín Cultura Contemporánea, 2017
Exposición “+ F, Artistas post-conceptuales en Canarias 2000 – 2017″ en San Martín Cultura Contemporánea, 2017

 

Exposición "+ F, Artistas post-conceptuales en Canarias 2000 – 2017" en San Martín Cultura Contemporánea, 2017
Exposición “+ F, Artistas post-conceptuales en Canarias 2000 – 2017″ en San Martín Cultura Contemporánea, 2017

Hemos preguntado a Cristina por lo próximo: En el mes de mayo tengo previsto participar en la primera edición de la feria JustLX en Lisboa, de la mano de la galería Pep Llabrés y con dos grandes compañeros, Carlos Cartaxo y Aina Albo. Y mi siguiente proyecto confirmado será una exposición individual a finales de año en el DA2, el centro de arte contemporáneo de Salamanca. Para estas dos citas estoy elaborando una nueva serie de obras, a partir de fotografías de finales del siglo XIX y principios del XX. En ellas aparece de nuevo el tema del control a través de lo visible, con el ocultamiento del rostro y del cuerpo relacionados con el luto y otras situaciones. Este proyecto pretendo que sea más abierto que los anteriores, a la libre interpretación de cada espectador.

Podéis seguirle los pasos aquí: www.cristinatoledo.es

Comentarios