El breve fulgor de Paco Pomet

Expone sus pinturas recientes en My Name´s Lolita Art

Madrid,
Paco Pomet. Asalto, 2016
Paco Pomet. Asalto, 2016

El artista granadino Paco Pomet regresa a la Galería My Name´s Lolita Art, responsable fundamental de su difusión en España, para presentar hasta el mes de marzo “Un breve fulgor”, una selección de pinturas recientes en las que ha tomado como punto de partida en su proceso de creación -como es habitual en su producción – fotografías documentales fechadas a principios del siglo pasado.

A partir de ellas, haciendo uso de su pincel y su subconsciente, las ha alterado y transformado, incorporando elementos extraños a su sentido documental original; elementos que suman ironía o sentido crítico y que hacen que las canónicas imágenes primeras adquieran nuevos significados o no adquieran ninguno después de que el absurdo y el misterio hayan podido con ellas. En la mayor parte de estos trabajos, es el espectador quien debe decidir, o especular, qué es lo que contempla: él, y no el artista, es en este caso responsable de concederles un sentido más o menos narrativo o una intención.

Uno de los recursos más cultivados por Pomet en ese propósito de convertir una imagen documental en una obra propia, irónica y críptica, es la alteración del orden de los elementos de la escena de la que parte, generando una composición radicalmente distinta, una “realidad” nueva que no es tal realidad sino el fruto de un proceso creativo marcado por la imaginación. Pero no siempre es ese su método: este varía en función del contexto de las obras originales y de lo que estas sugieran al artista.

En la mayor parte de estos trabajos, es el espectador quien debe decidir, o especular, qué es lo que contempla: él, y no el artista, es en este caso responsable de concederles un sentido más o menos narrativo o una intención

En palabras del creador andaluz, la sensación de extrañeza que a veces experimento cuando observo muchas de las escenas descritas en fotografías vintage se amplifica enormemente cuando añado cambios a la imagen original. Estos cambios pueden ser estructurales, tonales, compositivos o pueden consistir sencillamente en la sustitución, eliminación o adición de algún elemento, a veces muy pequeño, que desarma completamente la imagen originaria de la que parto para construir mis obras.

Si tuviésemos que encontrar un nexo común en esta nueva producción de Pomet, ese serían los pequeños resplandores, el “breve fulgor” que da título a la exposición. Se trata de brillos efectuados en colores rompedores que favorecen la evocación de atmósferas fantasmales.

Paco Pomet. Babel, 2017
Paco Pomet. Babel, 2017

 

Paco Pomet. El puente, 2016
Paco Pomet. El puente, 2016

 

Comentarios