Un Museo del Prado más nacional y lleno de musas

La pinacoteca presenta las actividades conmemorativas de su Bicentenario

Madrid,
Museo del Prado
Museo Nacional del Prado

Será en 2019 cuando el Museo del Prado cumpla 200 años, pero el pistoletazo de salida para las numerosas celebraciones de una efeméride tan redonda comenzarán el próximo 19 de noviembre, con una jornada de puertas abiertas y fuegos artificiales incluidos. La pinacoteca ha preparado un ambicioso programa de exposiciones y actividades, más de 100, que se prolongará en el tiempo y se propagará a más de 30 ciudades de la geografía española. Un gran despliegue en el que invertirá casi doce millones y medio de euros y con el que estima que las visitas crezcan en torno a un 15%.

En la elaboración de la programación se ha tenido muy en cuenta, y así se reflejará, la historia del museo, desde su constitución como Real Museo de Pintura y Escultura, luego Museo Nacional de Pintura y Escultura, hasta su conversión en Museo Nacional del Prado el 19 de noviembre de 1819. Entonces albergaría un museo y academia de historia natural con un pequeño espacio para exponer 311 pinturas realizadas por autores españoles. Habrá ocasión para hablar de anécdotas, de reformas y ampliaciones; acontecimientos todos ellos que sirven también para contar una parte de la historia de España. Tanto es así, que en estos meses coincidirán el 150 aniversario de la nacionalización de las colecciones reales y el 80 aniversario de la recuperación de las obras que fueron evacuadas de las salas durante la Guerra Civil. Pero no solo se hablará de pasado. Tanto desde el museo como desde el Ministerio de Cultura se tiene claro que el Bicentenario ha de celebrar lo que se ha alcanzado hasta la fecha pero también plantearse como punto de inflexión desde el que repensar mejoras y, sobre todo, potenciar el acercamiento a un mayor número de personas. En ese plan de futuro una de las mayores apuestas será la creación del Campus del Museo Nacional del Prado, con el proyecto de Foster and Partners para la ampliación del Salón de Reinos, por el momento paralizado.

Fra Angelico. La Anunciación
Fra Angelico. La Anunciación, 1425-1426

Como exposiciones conmemorativas propiamente dichas podremos visitar a partir de noviembre “Museo del Prado 1819-2019. Un lugar en la memoria”, que pondrá el foco en las obras ingresadas en el museo desde su fundación y en cómo este fue decisivo para el desarrollo del arte contemporáneo mediante la exhibición de obras realizadas por artistas que pasearon entusiasmados por sus salas, como Manet, Sargent, Picasso, Saura, Pollock… Ya en marzo, “Una pintura para una nación. Los fusilamientos de Torrijos (1888)” analizará esta obra encargada por Sagasta para exponerse en el Prado como símbolo de la conquista de las libertades del pueblo.

Entre las exposiciones temporales, la primera en abrir sus puertas, este mismo mes de septiembre, será “Doce fotógrafos en el Museo del Prado”, una pequeña muestra realizada con el patrocinio de la Fundación Amigos del Museo del Prado, que plantea cómo los antiguos maestros pueden inspirar la creación de los artistas contemporáneos. Posteriormente, se dedicarán otras a la producción de Bartolomé Bermejo, al Siglo de Oro español y holandés; a los dibujos de Goya; a curiosidades como mostrar la evolución de las cartillas para aprender a dibujar conservadas en la biblioteca del museo; a la historia del Prado recogida en el archivo fotográfico de la agencia EFE; o a las adquisiciones realizadas gracias al legado de Carmen Sánchez García, entre otras.

Uno de los platos fuertes del bicentenario llegará en mayo de 2019 con la inauguración de “Fra Angelico y los inicios del Renacimiento en Florencia”, que también incluirá obras de artistas italianos que no están representados en el museo, entre ellos  Masaccio, Paolo Uccello, Filippo Lippi, Donatello o Brunelleschi. Tras esta, en octubre, otra digna de mención será la dedicada a “Sofonisba Anguissola y Lavinia Fontana. Dos modelos de mujeres artistas”, con la que el museo se reafirma en su compromiso de dar visibilidad a las creadoras. Coincidiendo con ella, la artista María Gimeno realizará una intervención en las salas del museo.

Lo contemporáneo también estará presente a través del guiño que el museo ha querido tener con un autor que nunca lo visitó en vida: Alberto Giacometti. Comisariada por Carmen Giménez, la muestra reunirá 17 esculturas y 2 pinturas del suizo, que dialogarán con algunos de los lienzos más importantes de la colección permanente.

El Prado quiere enfatizar su condición de museo nacional y durante el Bicentenario saldrá de Madrid para llegar a todas las comunidades autónomas, además de a Ceuta y Melilla. Para ello se llevarán a cabo diferentes actuaciones como “De gira por España” (prestamos a instituciones de obras maestras de Tiziano, El Greco, Velázquez, Zurbarán Murillo o Goya, entre otros); “El Prado en las calles” (actuación de carácter didáctico que instalará reproducciones de las pinturas más emblemáticas del museo en espacios abiertos); itinerantes como “Arte y mito. Los dioses del Prado” o la exposición “Velázquez y El Siglo de Oro” en CaixaForum Barcelona.

Más allá de las exhibiciones, se desarrollará todo un programa extraordinario de investigación y de publicaciones. Podemos avanzar ya que la Cátedra del año 2019 estará dirigida por Antonio Muñoz Molina y llevará por título “Rondas del Prado: en el jardín de las imágenes”. Y en cuanto a congresos y encuentros nacionales e internacionales los habrá centrados en el edificio Villanueva; en el Museo del Prado y la política borbónica de las instituciones culturales; en el Tesoro del Delfín; en la gestión museística; en los archivos; y en el presente y futuro de los museos. Uno de los más relevantes versará sobre la conmemoración del 80 aniversario del fin de la Guerra Civil y la recuperación de las obras del museo.

En su afán por llegar a más público y hacernos a todo partícipes de la vida del museo se llevarán a cabo numerosas actividades educativas, propuestas para escolares, población reclusa, personas con discapacidad, etc.

Como novedad, el museo abre un programa de micromecenazgo para adquirir, mediante suscripción pública, Retrato de niña con paloma (h. 1620-1622), de Simon Vouet, que vendría a completar la presencia de este autor en el museo. No se trata de una acción aislada sino que la intención de esta iniciativa es comprometer a la ciudadanía en la adquisición de obras de arte para el disfrute de todos. Os mantendremos informados de la campaña por si estuvierais interesados en convertiros en mecenas del Prado.

Y, puesto que esta es la mayor casa de musas que tenemos en nuestro país, la fiesta no estaría completa si no se las convocara a todas. En colaboración con el INAEM se organizarán conciertos, representaciones de teatro clásico y contemporáneo, recitales y performances realizadas por bailarines de la Compañía Nacional de Danza.

Toda la información sobre las actividades y actos conmemorativo del Bicentenario las iréis encontrando en la web del Museo del Prado, que ha habilitado un canal específico con motivo de su gran celebración.

Bicentenario Museo del Prado
Museo Nacional del Prado. Fachada Velázquez

 

Comentarios