Las Hurdes y Alfonso XIII: la mirada de Campúa

El Archivo Histórico de Cáceres recuerda en una muestra el paso del monarca por la comarca cacereña

Cáceres,

El pasado mes de junio se cumplió un siglo de uno de los viajes más recordados a Las Hurdes, junto al muy analizado de Buñuel: el del monarca Alfonso XIII. Uno de sus testigos fue el entonces jovencísimo fotógrafo José Demaría Vázquez, Campúa, que solo tenía 21 años y que era el único de su gremio en formar parte de la comitiva real.

Sus imágenes, y la difusión que alcanzaron en medios, resultarían muy relevantes a la hora de favorecer el desarrollo de esta comarca y ahora treinta y cuatro de ellas, digitalmente restauradas con motivo del centenario, se exhiben en el Archivo Histórico Provincial de Cáceres bajo el comisariado de Cristina Ruiz Fernández, periodista y también biznieta del autor. Guardan valor artístico, pero sobre todo documental: componen un testimonio valioso de la historia hurdana, simbolizan una memoria extremeña que fue colectiva entre la generación nuestros abuelos y tuvieron un impacto enorme dentro y fuera de España, a través de la prensa.

Con ese fin se tomaron estas fotografías, el de ilustrar publicaciones en tiempos en que no proliferaban los llamados santos en los diarios ni en ningún otro canal, no con el objetivo más contemporáneo de contemplarse en una sala de exposiciones y reproducidas en papel de alta calidad.

Campúa. La comitiva entrando a una localidad hurdana, posiblemente Casar de Palomero
Campúa. La comitiva entrando a una localidad hurdana, posiblemente Casar de Palomero
Campúa. Alfonso XIII, el ministro de gobernación Vicente Piniés, el doctor Marañón y el duque de Miranda entrando a la alquería de Fragosa
Campúa. Alfonso XIII, el ministro de gobernación Vicente Piniés, el doctor Marañón y el duque de Miranda entrando a la alquería de Fragosa

Parte de las obras reunidas corresponden a un fondo de imágenes estereoscópicas que atesora el archivo del Palacio Real y que es posible que Campúa llevara a cabo como encargo personal para el rey: están hechas para verse en tres dimensiones, con un visor especial, y ofrecen una cara que fue más desconocida del viaje, pues captan a la población con trajes regionales, las caballerías, el recibimiento de las autoridades a Alfonso XIII… Otras las ha cedido para la ocasión la Fundación Ortega y Gasset – Gregorio Marañón y todas componen el principal proyecto en la carrera del madrileño, que también fue más adelante empresario teatral y cinematográfico.

Su elección para documentar el viaje se produjo por sorteo entre varios reporteros (el redactor escogido fue, por cierto, José García Mora, de El Debate) y adoptó  Demaría Vázquez el compromiso de entregar este trabajo a toda la prensa de entonces. Aprovecharía la oportunidad, además, para desarrollar recursos en los que profundizaría más adelante, como los encuadres que repetiría cuando acompañó, años más tarde, a Niceto Alcalá Zamora en sus viajes por España, y también a Franco: es posible atisbar en su proyecto cacereño cierto germen de las vistas cenitales de su comitiva, la querencia por el lateral que manifestaría en sus fotos en el balcón, la atención a los grupos que recibían a las autoridades… Ensayaría una forma de periodismo gráfico en la que, en suma, continuaría paulatinamente ahondando.

Entre los periódicos que acogieron sus fotos se encontraron Nuevo Mundo, Mundo Gráfico o La Esfera y es conocido que ayudaron a tomar conciencia de las carencias que afrontaba esta zona (al margen de las posteriores adulteraciones de Buñuel en su Las Hurdes, Tierra sin pan). Al volver a Madrid Don Alfonso, después de su visita a Las Hurdes, habrá traído, junto a la doliente visión de aquellos lugares tan llenos de pobreza y abandono, el anhelo firme y el propósito alentador de ir haciendo los esfuerzos posibles y las gestiones necesarias a fin de que se aminoren esta miseria y este dolor que hoy llenan a la más abandonada región de España, se leía en El Mundo Gráfico.

Se completa esta exhibición con la proyección de la versión íntegra del documental original que, en ese mismo año de 1922, Armando Pou dedicó a la comarca y a la visita real: Las Hurdes, país de leyenda. El viaje de S.M. el Rey Don Alfonso XIII, digitalizado en alta calidad hace siete años por la Filmoteca de Extremadura a partir de los materiales fotoquímicos originales. Nos sirve para contextualizar el acontecimiento, la recepción del rey por los hurdanos y la de la información sobre la visita en el resto del país; podremos contemplar, asimismo, material de hemeroteca y objetos procedentes del legado familiar del fotógrafo.

Campúa. Alfonso XIII recibiendo un ramo de flores de manos de una niña. Archivo Gregorio Marañón
Campúa. Alfonso XIII recibiendo un ramo de flores de manos de una niña. Archivo Gregorio Marañón
Campúa. El rey y su comitiva abrevando los caballos en el río Hurdano, cerca de Nuñomoral. Archivo Gregorio Marañón
Campúa. El rey y su comitiva abrevando los caballos en el río Hurdano, cerca de Nuñomoral. Archivo Gregorio Marañón

 

 

“MIRAR LAS HURDES. El viaje de Alfonso XIII a través de la cámara de Campúa”

ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE CÁCERES

Plaza Conde de Canilleros, 1

Cáceres

Del 23 de junio al 18 de septiembre de 2022

 

Comentarios