Juan Vallejo, June Papineau y Parsec!, verano en el CAB

Sus tres muestras permanecerán abiertas en el centro burgalés hasta septiembre

Burgos,
Juan Vallejo. Doble espiral
Juan Vallejo. Doble espiral

Hace cuarenta y cinco años que Juan Vallejo presentó, en el muy condicionante espacio de la bóveda de la escalera imperial de la abadía cisterciense de San Pedro de Cardeña, en Burgos, un mural que sorprendió, al margen de su tamaño, por su contenido, no vinculado a la amplia historia de este templo, panteón de reyes y familiares del Cid, sino al recogimiento que propone la vida monástica y a las perturbaciones y conflictos interiores que la vida espiritual de los monjes pueden conllevar en un espacio como este.

También entonces llevó a cabo, en las galerías de la hospedería del mismo monasterio, otro mural dedicado a los pecados capitales, restaurado ahora en un proceso del que da cuenta en el CAB de su ciudad.

Tanto en el primer mural como en este segundo cobró protagonismo un elemento de simbolismo profundo, tanto en su sentido místico como puramente creativo: la espiral. Esta concede, precisamente, carácter espiritual a las dos piezas y ha servido a Vallejo para idear nuevos temas fuera de esos murales, en lienzos que forman parte de la muestra del Centro de Arte de Burgos: monjes que liberan sus almas atrapadas sobre la escalera de Cardeña, recreaciones de los secretos que podrían ocultar y representaciones de la insatisfacción que les generan sus deseos no cumplidos.

Completan el conjunto las esculturas de la serie Organum, la instalación Trillo-espiral y la pintura La cena del Ausente. Apocalipsis, un óleo de gran tamaño realizado en 2002 que será intervenido por el artista cuando concluya la exhibición. También Réquiem. Un Réquiem mudo, una pieza de gran intensidad expresiva que el artista ejecutó sobre un enorme libro, enlazando lo místico con el legado literario de Paul Celan, Juan de Yepes, Juan Gelman, Neruda, Pizarnik o Hölderlin.

Por su parte, la artista estadounidense June Papineau ha llevado al CAB “¡Chopo viejo! Has caído”, un proyecto que parte, por su lirismo y en su mismo título, de los versos de García Lorca: ¡Chopo viejo!/ Has caído/ En el espejo/ Del remanso dormido./ Yo te vi descender/ En el atardecer,/ Y escribo tu elegía,/ Que es la mía.

Allá por 2011, cuando Papineau paseaba por un bosque a orillas del Ródano, encontró un álamo especial: un Pópulos nigra subespecie betulifolia nada fácil de encontrar, por ser propio de los bosques del noroeste de Europa y encontrarse en peligro de extinción ante el decaimiento de su hábitat.

La admiración y cariño que este árbol, no uno cualquiera, suscitó a Papineau, son el germen de esta exposición y condujeron a la autora a plantearse hasta qué punto pueden experimentarse sentimientos por una planta: ¿Se puede sentir compasión por un árbol? ¿Por un árbol anciano incapaz de sostenerse en pie? ¿O acaso si me ha emocionado tanto ha sido por ver nuestro destino reflejado en su inminente disolución?

Al situar al espectador en la disyuntiva de reflexionar sobre un ser vivo destinado a desaparecer, lo coloca también ante el dilema de repensar su propia existencia, y lo logra mediante acuarelas que llevó a cabo in situ entre 2014 y 2017 y que tuvieron su antecedente en dibujos a lápiz: En el otoño de 2011 decido dibujar lo que veo. Con lápiz y papel empiezo por intentar captar el árbol en su totalidad. Sin embargo, la enorme masa de ramas que tengo delante solo me deja dibujar aquello que, literalmente, apresa mi mirada. Al dibujar, el dibujo me apresa.

Lo que vemos en el CAB son imágenes de la progresiva descomposición del álamo y del poético desliz de la luz entre sus ramas.

June Papineau. ¡Chopo viejo! Has caído
June Papineau. ¡Chopo viejo! Has caído

Por último, Parsec! (ese es el nombre artístico del zamorano Antonio Feliz) ha llevado al CAB una peculiar mascarada en la que reflexiona sobre mecanismos de ocultación, los que empleamos en el ámbito personal y social. Ha intervenido los muros del CAB planteando alegorías sobre cómo fabricamos nuestra individualidad y nuestras apariencias.

Podemos ver dibujos, pinturas de gran formato, bocetos de acciones y una instalación escultórica que nos presentan, en palabras de Parsec!, una máscara interior que aflora al exterior, una máscara de convenciones sociales, de cortesía, protocolaria, que nos define en cada una de las realidades cotidianas; una máscara aprehendida fruto de unos comportamientos socio-culturales y de unas funciones o intenciones determinadas del lenguaje verbal y no verbal. Estos comportamientos para con la sociedad se cristalizan en gestos, expresiones, actos de habla, … en definitiva, máscaras invisibles que nos permiten la supervivencia y la aceptación en sociedad.

Parsec! Masquerade Parsec!
Parsec! Masquerade Parsec!

 

 

“Juan Vallejo. Doble espiral”

“June Papineau. ¡Chopo viejo! Has caído

Masquerade Parsec!

CENTRO DE ARTE CAB DE BURGOS

c/ Saldaña, s/n

19003 Burgos

Del 9 de junio al 24 de septiembre de 2017

 

Comentarios