Jaume Plensa: otras caras y lugares

La Galería Pilar Serra presenta su tercera muestra del escultor

Madrid,

Coincidiendo con la presentación en el Palacio de Cristal de su trío de Invisibles, esculturas silentes y a veces difíciles de atisbar con las que Jaume Plensa ha querido simbolizarnos a todos e invitarnos a contemplar desde perspectivas más atentas el espacio público, y también con la presencia en la Plaza de Colón de Julia, otro llamamiento al silencio en medio del ruido y el caos urbano, la Galería Pilar Serra acoge su tercera individual del artista barcelonés, una muestra en cierto modo complementaria a esos otros proyectos exteriores madrileños y también a la retrospectiva que en Barcelona le brinda el MACBA.

Jaume Plensa. Julia´s Dream, 2018
Jaume Plensa. Julia´s Dream, 2018

La primera vez que Plensa expuso en Pilar Serra fue en 2005, cuando aún esta galería no recibía este nombre sino el de Estiarte. Aquella vez se mostró su obra gráfica: un conjunto de litografías y grabados denominados Anónimos en los que ya comenzaban a aparecer esos rostros alargados que, década y media después, se han convertido en sello del artista. Pertenecían a individuos de distintas etnias, su estilización parecía evocar la de las velas y Plensa los estampó en papel japonés, en piezas que incorporaban en sus fondos, grabados en seco, textos de Shakespeare (la literatura, sobre todo la poesía, ha continuado siendo una de sus referencias).

En la segunda vez de Plensa en este espacio, en 2010, también vimos obra sobre papel: dibujos de formatos medianos y grandes, y desde entonces Pilar Serra ha continuado integrando su obra en muestras colectivas y también en sus presentaciones en ARCO. A partir de mañana y hasta el 20 de marzo, nos enseñará de nuevo dibujos y también esculturas en su sede en Santa Engracia: tres piezas de bronce en gran formato, otra de acero inoxidable y mármol y un trío de dibujos; obras fechadas todas en 2017 y 2018 en las que predominan las figuras durmientes, con rasgos étnicos diferentes por esa vocación del autor de lograr la universalización en los rostros. La escultura en acero inoxidable es uno de sus Timekeeper: figuras masculinas creadas a base de letras y signos que permiten mirar a su través.

Precisamente la luz y la transparencia son elementos esenciales en la producción de Plensa, se muestre esta en interiores o exteriores: permite el diálogo entre autor y espectador y el acercamiento de este a sus ideas, que el artista considera verdadera materia de sus proyectos, más que el mármol, el acero o el mencionado bronce.

A Plensa no le interesa construir objetos, sino generar sensaciones, relaciones entre las piezas y quienes las contemplan y reflexiones sobre lo que nos identifica como personas, de ahí la fisionomía cambiante de sus rostros (constantes). Las dualidades que marcan su obra tienen un carácter literario y vital: maneja lo ligero y lo compacto, la luz y la oscuridad, el silencio y el sonido, la materia y las evocaciones al espíritu.

Jaume Plensa. Laura Asia’s Dream, 2018
Jaume Plensa. Laura Asia’s Dream, 2018

 

Jaume Plensa. Slumberland L (Laura Asia), 2017
Jaume Plensa. Slumberland L (Laura Asia), 2017

 

Jaume Plensa

GALERÍA PILAR SERRA

c/ Santa Engracia, 6 Bajo Centro

Madrid

Del 7 de febrero al 25 de marzo de 2019

 

Comentarios