Fichados

Semíramis González Fernández

Semíramis GonzálezNOMBRE: Semíramis

APELLIDOS: González Fernández

LUGAR DE NACIMIENTO: Gijón, Asturias

FECHA DE NACIMIENTO: 1988

PROFESIÓN: Comisaria

Ella es muy joven, pero casi no recordamos cuándo conocimos su blog ni cuándo comenzamos a tener noticias de sus primeros proyectos comisariados: fue hace ya varios años, porque Semíramis mostró pronto interés por combinar el estudio de ciertos aspectos de la Teoría del Arte con proyectos de gestión. Nos ha contado que su inclinación por el arte contemporáneo comenzó en sus últimos años de carrera (Historia del Arte); después cursaría el Máster de Arte Contemporáneo y Cultura Visual del Museo Reina Sofía.

Probablemente muchos conozcáis bien su blog, Semíramis en Babilonia; ella nos cuenta que lo inició, en 2010, como un intento de escribir de aquello que me interesaba, que veía y que quería transmitir a los demás. En él se plasman mis intereses diversos, desde artistas y exposiciones hasta una visión crítica y feminista de la realidad. Trata de combinar lenguaje sencillo y textos de calidad sobre las exposiciones y noticias de actualidad que le resultan más interesantes.

Si lo que hace atractivo a cada blog cultural personal es la selección propia de contenidos y el enfoque personal sobre los mismos, en el de Semíramis encontramos una abundante presencia de mujeres artistas, entrevistas a creadores y profesionales del sector, noticias relacionadas con los nuevos medios, la fotografía y la gestión cultural y, en ocasiones, sugerencias de lecturas o películas relacionadas con el arte. Tenemos que mencionar también que, en estos tiempos de autobombo en bucle, ella mantiene la sana costumbre de no incorporar en Semíramis en Babilonia críticas propias sobre las muestras que comisaría.

El primer proyecto que comisarió data de 2011 y buscaba facilitar el acceso a obras de arte a cualquiera… dispuesto a poner algo de su parte. Se llamaba “Chispas”: Fue en El Hervidero (en la galería Espacio Líquido de Gijón), una colectiva de artistas que hacían trueque de sus obras, en un intento por invitar a los visitantes a crear “su primera colección”. Ya desde entonces quería focalizarme en artistas cercanos generacionalmente y aportar nuevas miradas sobre las obras.

A Semíramis le interesa seguir el pulso a la actualidad, mantiene su fe en la savia nueva y busca que las exposiciones o proyectos en los que participa nazcan del trabajo en equipo y se enriquezcan en el proceso de preparación, desmontando, cuando sea necesario, ideas de organización previas: En general me interesa mucho cómo se está desarrollando el arte en la actualidad. Qué artistas están trabajando, cómo se están resolviendo los dispositivos expositivos, qué miradas analizan la realidad desde el arte…y especialmente desde el feminismo, con una visión crítica de las propuestas. Trabajo con artistas muy distintos pero siempre tengo como premisa que haya una conexión entre artistas y comisaria, que el resultado final sea algo pensado por todos, con múltiples variaciones desde la idea original para aportar algo diferente.

Esa inclinación por conocer los recovecos de lo actual la encontramos también al preguntarle por sus referentes: Tania Pardo en cuanto a comisaria es una de las fundamentales. Y como gestoras, sigo mucho el trabajo de Nekane Aramburu, entre otras. Me gusta leer a Bea Espejo, Elena Vozmediano, Rocío de la Villa, Óscar Alonso Molina… 

En general me gusta nutrirme de muchas cosas… leer a Vila Matas, ver exposiciones en galerías, museos, visitar estudios de artistas… Creo que todo esto junto es lo que da sentido a mi trabajo (y casi a mi vida), pero también lo que enriquece propuestas nuevas.

La New Fair
La New Fair

La New Fair

Entre esas propuestas nuevas en las que Semíramis ha trabajado destaca La New Fair, a la que tiene especial cariño. Esta muestra se celebró durante dos años en la ya cerrada La New Gallery de Madrid y estaba abierta a la participación de artistas no representados por ninguna galería que eran seleccionados en una convocatoria abierta. Los ganadores, veintiocho, exponían en esta sala sus obras durante la semana del arte en la capital (en febrero, ya sabéis) y obtenían el 100% de las ventas de sus trabajos. Semíramis cuenta que se creaban dinámicas de compañerismo y buen ambiente que eran realmente geniales.

En 2015 presentó en la Galería Cero “Lo que no queremos ver”, una exposición  que recogía una selección amplia de trabajos de Ruth Montiel Arias y, hasta hace algo más de un mes, podíamos ver en la Galería Gema Llamazares gijonesa, también bajo su comisariado,  “1-600”, un repaso a las traslaciones al lienzo de Estefanía Martín Sáenz de las obras literarias de Emily Dickinson. Según Semíramis, esta individual fue el resultado de un trabajo de conversación y diálogo hasta desembocar en unas obras detallistas, preciosistas y muy delicadas. La visión de Sáenz, crítica con el discurso oficial de la literatura respecto a las mujeres, se resolvía en unas obras para detenerse y deleitarse. Fue un trabajo muy bueno, que desembocó en una exposición completa y cerrada. Con las obras que componían esta exposición, por cierto, Estefanía se llevó el Premio DKV-­‐MAKMA y con esta misma galería, Gema Llamazares, Semíramis ha presentado proyectos en JustMad y ARTESANTANDER.

“1-600”. Galería Gema Llamazares
“1-600”. Galería Gema Llamazares

Y en el último mes, entre finales de abril y fines de mayo, ha comisariado en La Puntual de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) una colectiva en la que participaron cinco artistas interesadas en la relación entre el individuo, y su crecimiento vital, y la naturaleza, desde la adolescencia con “Bidean” de Miren Pastor, la relación con el paisaje de Cristina Ferrández, los espacios inhóspitos a reocupar de Lucía Antebi, los no-lugares ocupados sólo estacionalmente de Ángela Losa a los animales humanizados de Elena Fernández Prada.

"En lo salvaje". La Puntual
“En lo salvaje”. La Puntual

Hemos preguntado a Semíramis qué consejos daría a historiadores del arte que quieran abrirse camino a través de sus blogs o iniciándose en el comisariado: Yo siempre recomiendo no decaer. Es un camino duro a veces, muy vocacional, pero el trabajo constante y bien hecho, ético y responsable con la creación y los artistas, acaban dando su fruto. Las herramientas digitales como blogs o redes sociales pueden ayudarnos a darnos a conocer, conocer otros agentes e ir gestando proyectos.​

Respecto a sus proyectos futuros aún no puede comentarnos mucho, pero alguna pista sí: En este mismo año inauguro una exposición en octubre en Madrid que será una itinerancia de una exposición ya realizada, y estoy también preparando un proyecto específico para un espacio en el centro de Madrid junto a una fotógrafa. Aún no puedo desvelar nada, ¡pero ambos merecen mucho la pena!

Ya sabéis que podéis conocerla mejor en su blog, Semiramisenbabilonia.com

 

Comentarios