Fichados

Marla Jacarilla

Marla JacarillaNOMBRE: Marla

APELLIDOS: Jacarilla

LUGAR DE NACIMIENTO: Alcoy, Alicante

FECHA DE NACIMIENTO: 1980

PROFESIÓN: Artista visual, escritora y crítica cinematográfica

 

La última vez que os hablamos de Marla Jacarilla fue en 2015, con motivo de su participación en ARTESANTANDER de la mano de la Twin Gallery, la galería que la representa, así que era ya momento de referirnos a fondo y más a la producción de esta artista que recientemente ha presentado muestras individuales en esa sala y en el Centro de Arte Alcobendas (antes, también, en la Sala Moncunill de Terrassa, la Capella de Sant Roc de Valls y La Capella barcelonesa) y que ha recibido, entre otras becas y galardones, el Premio ART NOU del Instituto de Cultura de Barcelona (2012), la Beca para la creación artística Guasch Coranty (2012), la Bòlit Mentor (2013), la Beca BBVA de videoarte (2014) o la Escletxes de investigación y producción artística.

El año pasado resultó, además, finalista en el Premio Antoni Gelabert de artes visuales y desde 2011 ha participado en colectivas en espacios como la Sala d’Art Jove de Barcelona, Arts Santa Mònica, el Centre Cívic Can Felipa, Lo Pati, la Galería Senda, La Panera, la Fundació Tàpies, el Museo de la Universidad de Alicante, Fabra i Coats, Bòlit, el CSIC, Conde Duque, el MACBA, la Galería Carolina Rojo zaragozana o la Fundación BBVA.

Marla Jacarilla. Los del juzgado no pueden llevarse vuestra cama, 2012
Marla Jacarilla. Los del juzgado no pueden llevarse vuestra cama, 2012. MACBA, Barcelona

Esta semana (en viernes, en lugar de en miércoles, dados los festivos) fichamos a Marla por su continua búsqueda de vínculos entre técnicas y perspectivas que no pertenecen solo a las artes plásticas –se sirve de cortometrajes, videoinstalaciones, performances y textos y recurre tanto a las nuevas tecnologías como a la literatura– y por su apelación al espectador, sutil y ajena a evidencias, para que efectúe sus personales recomposiciones e interpretaciones de ficciones y narraciones a partir de fragmentos, haciéndose consciente de lo inevitable de su subjetividad y de la importancia de esta a la hora de pensar lo micro y lo macro.

Marla Jacarilla. Las bifurcaciones electivas, 2011
Marla Jacarilla. Las bifurcaciones electivas, 2011

Como a todos nuestros fichados, hemos preguntado a Marla las razones de su dedicación a lo artístico y ella resalta dos, la libertad y la posibilidad del continuo aprendizaje: Estudié Bellas Artes en Valencia. Venía de Alcoy, una ciudad pequeña, y mi contacto con el arte había sido hasta entonces bastante limitado. Descubrir que el arte no tiene por qué limitarse al dibujo, la pintura y la escultura (en definitiva, los formatos más ortodoxos) para mí fue algo crucial. En el arte tienes mucha más libertad que en otros contextos, puedes trabajar hibridando técnicas y siempre estás aprendiendo cosas nuevas. Darme cuenta de todo esto me llevó a pensar que era lo que realmente quería hacer.

No podemos decir que en su producción predominen unas técnicas sobre otras, aprovecha Marla las posibilidades de cada una en función de su proyecto concreto y transita entre las dos y las tres dimensiones, el estatismo y el dinamismo y la imagen y la palabra: No creo que haya elegido un solo formato para expresarme. De hecho, utilizo todos los que tengo a mi alrededor, creo que esa libertad es una de las mayores ventajas del arte. Por eso mis proyectos nunca se formalizan del mismo modo: dependiendo de cada proceso puedo acabar realizando una serie fotográfica, un vídeo, una instalación escultórica, una obra de net art, un texto de ficción…

Marla Jacarilla. Acotaciones tras la cuarta pared, 2012
Marla Jacarilla. Acotaciones tras la cuarta pared, 2012
Marla Jacarilla. Entre el lirismo epiléptico y la rigurosa disciplina, 2014
Marla Jacarilla. Entre el lirismo epiléptico y la rigurosa disciplina, 2014

Sus obras, como decíamos antes, están abiertas a la libre interpretación del espectador, y no es este un rasgo ni anecdótico ni superficial: forma parte de su esencia. Introducir variaciones en el modo de pensar de quien observa es el fin último de sus trabajos, y las reflexiones que proponen están por completo ligadas a los medios en los que realiza sus obras y a esa participación intelectual y del todo personal que se espera del público: suele abordar lo inevitable de la subjetividad en nuestros juicios y la importancia de la palabra a la hora de entender el mundo y las estructuras que lo conforman. Nos lo explica: Me interesa el arte que propone una reflexión al espectador y que deja puertas abiertas a la interpretación, que no lo da todo hecho. El arte que es consciente de su contexto. El arte que desde su posición es capaz de transformar un poquito la sociedad. Y cuando digo “la sociedad” puedo estar refiriéndome a la manera de pensar de un solo individuo, con eso ya me basta.

Desde 2011, la mayor parte de las obras que he realizado se incluyen dentro de dos series. La primera se llama Elucubraciones en torno a esa serie de características que debería tener –o no– la literatura del futuro, y la segunda, Anotaciones para una eiségesis. En la primera parto de declaraciones de escritores para realizar obras en diversos formatos que reflexionen sobre la literatura del futuro, y en la segunda parto de conceptos como apropiación, plagio, copia, etc, y propongo distintas obras que reflexionan sobre cómo estos conceptos condicionan y conforman nuestras vidas.

Marla Jacarilla. Pequeña impostura, contraplano ausente, 2014
Marla Jacarilla. Pequeña impostura, contraplano ausente, 2014

Sus referentes, por esas razones, proceden tanto de la esfera artística como de la literaria y son múltiples: En literatura me interesan muchos autores, como Georges Perec, Enrique Vila-Matas, Agustín Fernández Mallo, Roberto Bolaño, Siri Hustvedt o Marta Sanz, entre otros. En las artes visuales me fascina el trabajo de artistas como Dora García, Mario García Torres, Patricia Esquivias, Alex Reynolds, Harun Farocki, Ulises Carrión, Hito Steyerl… No sé, creo que me podría pasar un día entero para terminar la lista.

Entre sus exposiciones fundamentales, nos cita Marla las dos individuales que hasta ahora ha presentado en su galería, la Twin Gallery de Madrid. La última, “Posibilidad y palabra”, pudimos verla a finales de 2017, y en ella retomaba la artista alicantina el pensamiento de Jean Echenoz de que el trabajo del escritor es captar, robar, apropiarse, desviar, romper en mil pedazos la percepción del mundo y reunir esos pedazos en un orden diferente para intentar dar una imagen reconstruida de este mundo.

Según Marla, podemos aplicar también esa idea a los artistas y tiene importancia el reconocimiento de que la reconstrucción lograda es un intento y una afirmación categórica. En “Posibilidad y palabra” subrayaba cómo estas, las palabras, no solo nos sirven para reflexionar o teorizar sobre el mundo, también para construirlo, transformarlo y reconstruirlo conforme a posibilidades infinitas, porque no existen lecturas eternas de los hechos, por más miedo que nos provoque que estas cambien. Sus puntos de partida fueron, en esta ocasión, las reflexiones que generó el asesinato del embajador ruso Andréi Kárlov durante una exposición en Ankara, registrado en directo; varias novelas distópicas del siglo pasado y los discursos de investidura de los presidentes españoles.

Marla Jacarilla. La integridad o el discurso, 2017
Marla Jacarilla. La integridad o el discurso, 2017

En 2015 llevó Marla a la Twin “Anotaciones para una eiségesis”, en la que, como ella nos contaba antes y en cierto modo anticipándose a las reflexiones que planteaba en “Posibilidad y palabra”, se refería a ese carácter inevitable de la subjetividad para referirse al modo en que la literatura, el cine y el arte han considerado en el tiempo los conceptos citados de apropiación, copia, reinterpretación, variación, versión o plagio. Lo hizo a partir de artículos de periódico, gráficos y novelas.

Marla Jacarilla. El fin y la persistencia, 2014
Marla Jacarilla. El fin y la persistencia, 2014
Marla Jacarilla. Notas a pie de Dublinesca, 2012
Marla Jacarilla. Notas a pie de Dublinesca, 2012
Marla Jacarilla. 101 retratos al azar de algunos usuarios del subsuelo, 2010
Marla Jacarilla. 101 retratos al azar de algunos usuarios del subsuelo, 2010

Subraya Marla, además, otros proyectos: en 101 retratos al azar de algunos usuarios del subsuelo, pasé seis meses fotografiando a personas que iban a tomar el metro y escribiendo relatos ficticios sobre ellos (quedaron recopilados en un libro); en Notas a pie de Dublinesca, escribí 300 notas al pie para la novela Dublinesca, escrita por Enrique Vila-Matas; en Sublevación de Abril creé, junto con Jose Begega, a una artista ficticia llamada Petia Cervera que participó en el certamen de la Sala d’art Jove y, en Manual de instrucciones para interpretar falsas novelas, elaboré un manual de instrucciones videográfico para interpretar las Seis falsas novelas que escribió Ramón Gómez de la Serna entre 1923 y 1927. Como veis, las interpretaciones y reconstrucciones desde la conciencia inicial de su carácter ficticio y subjetivo son frecuentes entre sus trabajos. Podéis conocer más aquí.

El último que ella explicaba, Manual de instrucciones para interpretar falsas novelas, pudo verse el año pasado en la Bienal de Valls y en 2016 en la Fundación BBVA madrileña: desde la ironía y partiendo del informe de un grafólogo y de las opiniones muy contradictorias de Manuel Vicent y Chesterton sobre la que será la literatura del futuro (los manuales de instrucciones, para el primero, y la literatura del absurdo, para el segundo), Marla planteaba una videoinstalación, dividida en diecisiete capítulos, que ahondaba en los procesos creativos y en la impostura en el arte y la literatura. Seis de ellos los interpretaban dos actrices de teatro: Sonia Espinosa y Adeline Flaun.

Marla Jacarilla. Manual de instrucciones para interpretar falsas novelas, 2016
Marla Jacarilla. Manual de instrucciones para interpretar falsas novelas, 2016

Le hemos preguntado qué será lo próximo. Será fácil ver y leer su obra: En estos momentos estoy preparando un proyecto que se llama Apuntes para una fuga, una videoinstalación inspirada en tres programas radiofónicos sobre la soledad que grabó el pianista Glen Gould en los años 60 y 70. Se inaugurará a finales de año en el Centro del Carmen de Valencia. También estoy preparando un taller en La Escocesa, en el que investigaremos la relación entre el cine de ficción y el arte contemporáneo y que se desarrollará durante el mes de junio.

Además, participo próximamente en algunas exposiciones colectivas como Encuentros de arte contemporáneo (Museo de la Universidad de Alicante) o la exposición “La Gran Máquina V”, dentro del Festival Embarrat (Tárrega) y estoy coordinando la programación de un pase de vídeos en la Blueproject Foundation para el 27 de mayo.

Estoy escribiendo mi segunda novela (aunque aún se encuentra en la fase inicial) y soy editora, junto a Aaron Cabañas y Carlos Balbuena, de la revista de crítica cinematográfica Contrapicado. Por último, también formo parte desde hace un par de años de la junta de la Asociación Catalana de la Crítica y la Escritura Cinematográfica.

Podéis seguir sus pasos y conocer más a fondo su obra en: www.marlajacarilla.es

 

 

 

Guardar

Comentarios