Fichados

Lola Guerrera

Lola GuerreraNOMBRE: María Dolores

APELLIDOS: Sánchez Sánchez

LUGAR DE NACIMIENTO: Córdoba

FECHA DE NACIMIENTO: 1982

PROFESIÓN: Artista

Quienes el pasado noviembre asististeis, en el CAAC de Sevilla, a las Jornadas A Secas, dedicadas al joven arte andaluz, pudisteis conocer a Lola Guerrera, una fotógrafa formada en Música y Comunicación Audiovisual que en 2008 cursó el Máster Internacional de Fotografía Creación y Concepto de EFTI y que, más o menos desde entonces, nos viene presentando sus trabajos en muestras individuales y colectivas (en realidad, su primera individual tuvo lugar en 2006, en el Council Hall de Loughborough, y antes, en 2004, ya había expuesto en el CAC Málaga de la mano del certamen MALAGACREA).

En su extenso currículum destacan el Primer Premio de Fotografía Fundación AENA que obtuvo en 2014, la Beca de Creación Artística Daniel Vázquez Díaz, el Premio Ayudas a la realización de proyectos audiovisuales de la Diputación de Córdoba (2013) o su segundo premio Caminos de Hierro en 2011; y han acogido sus exposiciones individuales, entre otros espacios, la Galería Inés Barrenechea, la Galería Astarté, la Sala Iniciarte y la Sala Siglo XXI de la Diputación de Huelva.

Entre sus colectivas podemos citar “Novísimas” en la Galería My Name´s Lolita Art en 2008, “De la realidad al deseo” en el Centro de las Artes de Sevilla en 2010 y Bilbao Arte en 2011, “La Marca España” en Berlín en 2013 y diversas ediciones del programa MALAGACREA.

Lo Vulnerable es el título de uno de sus proyectos, desarrollado en dos partes, y también el concepto, ligado al de lo imprevisible, en el que más a menudo profundiza en sus trabajos; Lola nos cuenta que lo advirtió a la hora de resumir su trayectoria con motivo de su participación en A Secas: Aunque los trabajos realizados hace cinco años empiezan a separarse formalmente de lo que estoy realizando en este momento, he ido manteniendo un concepto global en cada uno de los proyectos. Digamos que me ha movido y me sigue moviendo una única obsesión, y es la de trabajar sobre el concepto de Lo Vulnerable (…) en sus más variados ámbitos, y desde las perspectivas más dispares, dándole la coherencia del proceso, pues en mi manera de trabajar esta vulnerabilidad siempre está presente.

Lola Guerrera. Lo vulnerable

Lola Guerrera. Lo Vulnerable
Lola Guerrera. Lo Vulnerable

Trabaja, por ese motivo, con materiales tan bellos como frágiles: ambas características están muy enlazadas en su obra. Entre ellos encontramos ramas, hojas secas, semillas o pétalos marchitos que día a día, meticulosamente, ella recolecta y clasifica en cajas.

En sus comienzos su producción se circunscribía al medio fotográfico, y todas las instalaciones que presentaba tenían ese carácter, pero con el tiempo, fundamentalmente a partir de las series Cotidianidades y Delicias en mi jardín, la artista advirtió que su obra evolucionaba hacia el ámbito de las instalaciones efímeras. En la primera, Cotidianidades, congeló el tiempo y suprimió el color al cubrir de papel escenarios narrativos de los que sí percibimos su estructura, en la segunda incorporó a escenarios naturales habitantes inesperados: seres de papel (margaritas de origami, pajaritas) que nos causan un efecto sorpresa; suponen un elemento lúdico, ya no instantáneo y fugaz sino muy elaborado, que evoca la magia; magia del papel que regresa a la naturaleza donde tiene su origen, recuperando su inutilidad primera.

El siguiente (y natural) paso para Lola, tras las instalaciones efímeras, fue la creación de instalaciones pensadas para espacios expositivos determinados y de acciones artísticas; entre estas últimas destaca Origen, que forma parte, junto con Constelaciones, del proyecto El vuelo de Hypnos: Se trata de una puesta en acción en la que durante una semana trato de convencer a un pueblo pequeño de Córdoba para que, a una hora determinada de la noche, apaguen las luces de sus casas y salgan a la calle a mirar las estrellas… El apagón del pueblo fue casi de un 100% de sus luces, y está documentado con video, fotos y registros de móviles de los mismos habitantes.

Lola Guerrera. Origen. El vuelo de Hypnos
Lola Guerrera. Origen. El vuelo de Hypnos
Lola Guerrera. Origen. El vuelo de Hypnos
Lola Guerrera. Origen. El vuelo de Hypnos

Por su parte, para Constelaciones, elaboró una plancha de metacrilato sostenida por hilos de acero que soporta elementos vegetales encontrados en el territorio de Almedinilla. Un foco de luz dirigido hacia esos elementos naturales provoca un juego de luces y sombras que, proyectadas en plano, producen en quien contempla la sensación de hallarse ante un microcosmos observado desde las alturas. Así, la pieza funciona como una alegoría inmaterial, vegetal y lumínica de otra inabarcable. Esta obra se inspira en una estatua que representa el mito de Andrómeda y Perseo en El Ruedo, enclave romano de Almedinilla, y forma parte de un proyecto desarrollado junto a Javier Flores bajo el comisariado de Juan López López.

Lola Guerrera. Constelaciones. El vuelo de Hypnos
Lola Guerrera. Constelaciones. El vuelo de Hypnos

Entre Cotidianidades y Delicias en mi jardín y El vuelo de Hypnos, Lola trabajó en series como Nebula Humilis, formada por paisajes naturales en los que nos sorprende un humo de diferente color en cada imagen, un humo fugaz y sutil que nos descoloca y nos suscita muchas preguntas.

En Península Inmobiliaria utilizó postales antiguas para, interviniéndolas, retratar cómo era el urbanismo de ciudades costeras mediterráneas antes del boom de la construcción y cómo cambió tras el gran “juego” de la especulación, y en El vuelo del águila creo dos esculturas efímeras con forma de águilas, animal que simboliza el poder, utilizando plantas y flores. Las colgó con hilos de acero en la villa romana de El Ruedo y filmó su desintegración, retransmitida en streaming.

Lola Guerrera. El vuelo del águila
Lola Guerrera. El vuelo del águila
Lola Guerrera. El vuelo del águila
Lola Guerrera. El vuelo del águila

Lola Guerrera. El vuelo del águila

Centrándonos en Lo Vulnerable, quizá el trabajo que sintetiza la trayectoria de Lola Guerrera hasta ahora, hay que subrayar sus profundas connotaciones espirituales, en relación con las vanitas que ponen el dedo en la llaga de la brevedad de la vida y la escasa importancia de las preocupaciones terrenas. En la obra de esta artista cordobesa son las flores las que nos colocan frente a nuestra fugacidad, un motivo bello, inocente y por definición caduco. En torno a ellas dispone otros objetos, ordenados por sus tonalidades o por sus formas, que crean mundos propios, atmósferas cerradas y emocionales.

Conoced mejor a Lola en su web: www.lolaguerrera.com

Lola Guerrera. Lo Vulnerable
Lola Guerrera. Lo Vulnerable

 

Comentarios