Fichados

Helena Toraño Caso

Helena TorañoNOMBRE: Helena

APELLIDOS: Toraño Caso

LUGAR DE NACIMIENTO: Llanes, Asturias

FECHA DE NACIMIENTO: 1984

PROFESIÓN: Artista y miembro del grupo musical Los Bonsáis

 

Conocimos a Helena Toraño de la mano de la Galería Gema Llamazares, que ha presentado su obra recientemente en Art Marbella, JustMad7 y Feria Arte Oviedo y decidimos pedirle si se dejaba fichar tras acercarnos a El Gran Gatsby editado por Uve Books e ilustrado por ella.

Esta artista asturiana, licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, ha presentado su obra colorista y un punto nostálgica en muestras individuales en centros como la Sala Borrón de Oviedo y la Galería Adriana Suárez de Gijón y en colectivas en esa misma sala gijonesa, en Espacio Líquido, Gema Llamazares, Guillermina Caicoya o Lola Orato. También ha sido seleccionada en certámenes como el Nacional de Arte de Luarca, el de Pintura Contemporánea “Casimiro Baragaña”, el de Pintura de Villaviciosa y la Bienal de pintura de Noreña; en 2014 obtuvo el Premio Asturias Joven de Artes Plásticas y ha participado en el proyecto Ópera+Artes en el Teatro Campoamor en 2012 y en Artistas y Derivados, iniciativa del Museo Barjola, el año pasado.

Helena Toraño. Imagen realizada para la edición “El gran Gatsby” de Uve books, 2016
Helena Toraño. Imagen realizada para la edición “El gran Gatsby” de Uve books, 2016

Es posible que algunos conozcáis, además de sus pinturas, su voz y el sonido de su guitarra, porque desde hace cinco años forma parte, junto con Nel González, de Los Bonsáis, y ya han publicado en Elefant Records “Ultramarinos” (2012), “Martín Pescador” (2013), “Nordeste” y “¡Fanzine!” (2015). Por supuesto, Helena se encarga también de su imagen: ha creado videoclips, fotografías y demás trabajo artístico. Pero ese no es el único enlace entre su actividad plástica y la musical: Nuestras canciones concuerdan bastante bien con mi obra pictórica: música pop, con melodías alegres y coloridas, letras cotidianas… A veces he realizado cuadros a partir de canciones y viceversa. Es muy divertido y satisfactorio. Es interesante llevar a cabo la misma idea de dos formas diferentes: en forma de cuadro y en forma de canción. (…) Tenemos varios vídeos pero, en concreto, “Serín” tiene unos cuantos planos que bien podrían ser cualquiera de mis cuadros.

Imagen realizada par el Mini-LP de Los Bonsáis “Martín Pescador” editado por Elefant Records
Imagen realizada par el Mini-LP de Los Bonsáis “Martín Pescador” editado por Elefant Records
Imagen realizada par el Mini-LP de Los Bonsáis “Nordeste” editado por Elefant Records
Imagen realizada par el Mini-LP de Los Bonsáis “Nordeste” editado por Elefant Records

Su afición artística es difícil de fechar, y una vez más el impulso familiar tuvo mucho que ver en su vocación: Lo que más me gustaba hacer cuando era pequeña era dibujar y pintar. Siempre preferí quedarme en casa con una libreta y unos cuantos lápices de colores que cualquier otro plan. Mis padres fomentaban mi interés llevándome a exposiciones y museos, y con sus libros de arte. Recuerdo mirar una y otra vez “El Nacimiento de Venus” y “La Primavera” de Boticelli en un libro del Renacimiento. El año pasado tuve ocasión de verlos en directo en un viaje a Florencia con mi madre y mi hermana Inés y fue muy emocionante.

Nunca fui a clases extraescolares de dibujo o pintura mientras cursé el colegio, pero plástica era mi asignatura preferida con muchísima diferencia con respecto a las demás. Al elegir bachiller, me decidí por el artístico. En el pueblo en el que vivía (Llanes) no existía esa opción así que con 16 años me fui a vivir a Gijón. Luego me licencié en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco.

Desde que terminé la carrera (¡hace 10 años ya!) y hasta el día de hoy he trabajado en muchas cosas que no han tenido nada que ver con mi faceta artística, aunque siempre procuré no dejarla de lado del todo. En 2014 me otorgaron el Premio Asturias Joven de Artes Plásticas del Principado de Asturias y eso supuso un salto importante para tomar esta decisión.

Desde entonces estoy intentando dedicarme al arte de manera exclusiva. Es difícil, pero me imagino que como todo lo demás. Trabajo mucho, hay temporadas que pinto 9 horas diarias, y los fines de semana y festivos no existen, pero sacrificar algo a cambio de hacer lo que a uno le gusta, no duele tanto. Todo lo contrario.

Helena Toraño. La coleccionista, 2015
Helena Toraño. La coleccionista, 2015

No lo hemos hecho a propósito dado el día que es hoy, pero las mujeres han cobrado un papel fundamental entre los temas desarrollados por Helena, como protagonistas de una obra figurativa entre la vitalidad y la melancolía, con ecos a veces pop, otras veces surrealistas. Esa evocación del pasado no esté reñida con un humor amable pero enigmático: Mi pintura es figurativa, naïf, pop. Normalmente la figura humana tiene un papel protagonista en toda mi obra, aunque últimamente comparte ese papel principal con objetos y paisajes.

Prefiero las historias protagonizadas por mujeres (o en las que éstas tienen un espacio importante): novelas, cuentos, películas, canciones… Casi siempre que imagino una composición pienso en una mujer como protagonista. Es algo que me sale de forma natural.

Estéticamente me interesan muchísimo décadas como los años 20, 50, 60 u 80. La moda, el cine, la pintura, el diseño, los objetos… Suelo vestir a mis personajes con ropa que te lleva a los sesenta, o incluir revistas o figuritas de porcelana de los veinte… La preferencia por utilizar estas referencias le da a mi obra un toque de nostalgia, como si fuese un recuerdo.

Me gusta que mis composiciones estén abarrotadas de elementos, para que el espectador tenga que estar un buen rato mirando si quiere asimilarlos todos, y las escenas cotidianas, los pequeños detalles, lo que tengo cerca. Aunque también me gusta incluir elementos descontextualizados que provoquen un poco de incertidumbre o sorpresa en el espectador.

El sentido del humor, los dobles sentidos y la ironía me parecen muy importantes. Aunque mis obras son aparentemente alegres y agradables, me gusta aportar un toque de misterio o de oscuridad. A veces mediante los títulos o mediante elementos concretos (esto sobre todo en el proyecto en el que trabajo ahora). Es preferible no intentar hacer de su producción lecturas únicas y estar atentos a capas de significado subyacentes.

Helena Toraño. Las horas libres. Plantas de interior, 2016
Helena Toraño. Las horas libres. Plantas de interior, 2016
Helena Toraño. 6.Parque (Parte 1) , 2017
Helena Toraño. 6. Parque (Parte 1) , 2017

Sus influencias -nos cuenta Helena- son absolutamente variadas, tanto en lo pictórico como en lo musical, desde el Renacimiento hasta la Nouvelle Vague. Y nos gusta mucho que cite entre sus referencias al (absolutamente) inspirador paisaje asturiano que recientemente ha evocado Madoz en sus fotografías, aún expuestas en Conde Duque: En cuanto a pintura soy una enamorada del renacimiento, el postimpresionismo, las primeras vanguardias y el pop art, sobre todo el británico. Algunos nombres importantes para mí son Boticelli, Matisse, Magritte, Hopper, David Hockney, Peter Blake, Gertrude Abercrombie, Antonio Donghi, Félix Valloton, Henri Rousseau, Balthus, Toulouse Lautrec…

En cuanto a cine me entusiasma la Nouvelle Vague: Jean Luc Godard, Françoise Truffaut, Eric Rohmer. Las películas de Alfred Hitchcock también son una fuente de inspiración imprescindible. Musicalmente soy bastante ecléctica, pero quizás la música que tengo más presente a la hora de pintar son los grupos de chicas de los 60 como The Ronnettes, France Gall, Françoise Hardy, The Crystals, The Shangri-las…

Yo soy coleccionista de todo lo que me pueda permitir: sellos, revistas de moda y labores de los años 50 y 60, souvenirs, fanzines… Todas estas cosas forman parte de mi imaginario personal y son tanto inspiración como referencia a la hora de crear. Los grabados japoneses, los grabados botánicos y de animales, el retrofuturismo (ya sea en cine como en objetos), las historias de Tintín, las flores, los mapas y, cómo no, el paisaje asturiano en general: el mar embravecido, los árboles y prados tan verdes, las montañas y rocas, los cielos plomizos… Intento estar siempre con los ojos bien abiertos para poder absorber todo lo que veo. 

Helena Toraño. Las horas libres. 33 r.p.m, 2016
Helena Toraño. Las horas libres. 33 r.p.m, 2016

Como habéis podido comprobar, la pintura es su principal medio de trabajo. Suele manejarse en acrílico sobre lienzo, pero planea ampliar su abanico de técnicas: En la carrera me especialicé en pintura. Después de unos años pintando exclusivamente con óleo descubrí el acrílico. Para mi estilo, en el que abundan los colores planos y la superposición de capas, creo que es la técnica más adecuada. Consigo colores muy vivos, planos totalmente independientes los unos de los otros y pinceladas muy precisas. El acrílico se seca muy rápido y me permite avanzar con rapidez. Así que mi técnica favorita y la más recurrente es el acrílico sobre lienzo.

En ocasiones, para formatos más pequeños, también lo utilizo sobre papel y me gusta mucho el resultado. Ahora tengo en mente retomar la acuarela y el lápiz para probar otras técnicas y soportes. Me apetece hacer algo más delicado y sutil y creo que de esta manera voy a conseguirlo.

Helena Toraño. Las horas libres. 2.De la A a la Z, 2016
Helena Toraño. Las horas libres. 2. De la A a la Z, 2016

Si vivís en Madrid, podéis conocer de cerca a Helena, hasta el 28 de abril, en la Galería Utopía Parkway. Allí nos muestra su proyecto más reciente, “Las horas libres”, en el que ha buscado sumergirnos en el placer que la sensación de tener tiempo libre nos causa. Aunque, como ya habréis detectado, mirar sin prisas el conjunto de sus trabajos, de esta u otras series, transmite una sensación parecida a la del primer día de vacaciones, evasión: Quise centrarme en lo que tenemos más a mano, en lo que podemos hacer dentro de casa, porque otro de los conceptos que quería tratar era el de hogar: cada uno organiza el suyo convirtiéndolo en el mundo que le gustaría habitar. Están presentes la nostalgia, los recuerdos, la música, la lectura, las plantas, los animales, la idea de coleccionismo… La exposición está compuesta por 22 acrílicos sobre lienzo de diferentes formatos y tamaños.

Helena Toraño. Las horas libres. Reedición, 2016
Helena Toraño. Las horas libres. Reedición, 2016
Helena Toraño. La fábula, 2017
Helena Toraño. La fábula, 2017

Cuando obtuvo el Premio Asturias Joven de Artes Plásticas y expuso en la Sala Borrón, presentó allí la serie “Buen otoño nos espera”, con la vegetación como protagonista: Mi idea era la de realizar una serie en la que la vegetación, las flores, los árboles… fuesen elementos presentes en todas y cada una de las obras y no como meros escenarios, sino como parte imprescindible. Que no se limitasen a ser “fondo” sino también “forma”. Además de acrílicos sobre lienzo realicé una serie de dibujos con lápices de colores sobre papel en el que clasificaba distintas especies de flores y mariposas.

Aquel galardón lo obtuvo por “Las Cosas”: catorce acrílicos sobre lienzo y tres acrílicos sobre tabla en los que quise recrear un gabinete de curiosidades muy personal. Acababa de leer “Las cosas” de George Perec, en el que retrata a los personajes mediante la descripción minuciosa de los objetos que poseen o los que anhelan poseer. Mi intención fue la de hacer un autorretrato del mismo modo.

Helena Toraño. Las cosas, 2014
Helena Toraño. Las cosas, 2014

Para hacernos una idea más completa de la pintura de Helena es conveniente que nos fijemos también en las portadas de Los Bonsáis y en sus ilustraciones para El Gran Gatsby, como os comentábamos: Sandra, la editora de Uve Books, vio unos cuadros míos en una exposición y le pareció que mi obra podría encajar a la perfección con la novela. El resultado fue muy bueno y estoy muy satisfecha de ese trabajo. Sus intereses encajan, efectivamente muy bien, con el aura decadente propia de la novela de Scott Fitzgerald.

¿Ganas de más? Helena nos explica en qué trabaja actualmente: Ahora mismo estoy empezando a preparar mi próxima exposición individual. Será en septiembre de este mismo año en la Galería Gema Llamazares, Gijón (hace cosa de un año y unos meses que entre en su cartera de artistas). Todavía estoy en la primera fase, determinando los bocetos.

También voy a colaborar de nuevo con la editorial Uve Books en un libro muy apetecible que se traen entre manos. No quiero desvelar nada todavía, eso le toca a la editorial. Tendréis que seguirles para saber más, jeje.

Lo haremos, y también prestaremos atención a su web: www.helenatc.com

 

Guardar

Comentarios