Mal de ojo, oro y fuego

Alberto Gracia, Ruth Montiel y Federico Vladimir Strate exponen en el MAC coruñés

A Coruña,
Ruth Montiel Arias. Sin oro no hay nombre
Ruth Montiel Arias. Sin oro no hay nombre

Cuando hace medio año fichábamos a Ruth Montiel Arias, ella nos contaba que se encontraba en Perú trabajando en Sin oro no hay nombre, el proyecto que ahora presenta en el Museo Gas Natural Fenosa coruñés tras haber sido una de las beneficiarias de las Becas de creación artística en el extranjero que esta institución concedió en 2015.

La acompañan en esta exhibición, que hoy mismo abre sus puertas, los otros dos galardonados en aquella ocasión: el coruñés, como ella, Alberto Gracia, y el artista argentino pero criado en esa ciudad gallega Federico Vladimir Strate Pezdirc.

Ruth ha llevado a cabo Sin oro no hay nombre tanto en Perú como en Sudáfrica, estudiando la explotación minera en los dos países donde se encuentra la mayor producción a nivel mundial. Se basa en juego de relaciones entre pasado y presente: Conecto donde comienza la existencia del Homo sapiens, primer exportador de este material, con el lugar donde los pobladores llevan luchando más de 500 años para expulsar al colono que viene en busca del preciado mineral. Este está siendo un proyecto tremendamente ambicioso y con un gran nivel de exigencia, con involucración de muchísima gente y con el que tengo una gran responsabilidad para hacer llegar las voces de las/os oprimidos.

Ha buscado Ruth incidir en cómo la explotación de minerales ha afectado a individuos y territorios, subrayando las luchas aún vigentes de grupos sociales contra las empresas extractoras que no respetan sus derechos laborales y contaminan los recursos naturales. Vincula Ruth esa mecánica depredadora del paisaje con la colonización e incide en el poder del arte y la canción protesta para expresar las demandas de esta población y catalizarlas.

Ruth Montiel Arias. Sin oro no hay nombre
Ruth Montiel Arias. Sin oro no hay nombre

Alberto Gracia, por su parte, lleva a La Coruña Fascinación: un imaginario de cariz humorístico vinculado a las supersticiones asociadas al mal de ojo. Pretende reflexionar así sobre lo que dan de sí nuestros deseos y sobre el papel de la imagen en la creación y destrucción de la identidad. Su instalación consta de objetos encontrados y souvenirs que evocan creencias y sabidurías populares de Galicia, Irlanda y Marruecos.

Por último, Strate Pezdirc viajó a la isla de Tierra de Fuego, entre Argentina y Chile, para trabajar en el proyecto documental Cantos del Hain, sobre los selknam, los nómadas originarios de aquella isla. Una de sus manifestaciones culturales más significativas es la llamada ceremonia del Hain, en la que los hombres se vestían como espíritus y narraban, a través de originalísimas performances, la cosmogonía de este pueblo.

Strate Pezdirc ha recreado aquella festividad contando con la participación de arqueólogos, activistas, bailarines, feministas, estudiantes, descendientes selknam, mapuches, aimaras, chilenos, argentinos… De su mano, la cultura y la cosmogonía de los selknam entra en diálogo y contraposición con las europeas.

Strate Pezdirc. Cantos del Hain
Strate Pezdirc. Cantos del Hain

 

“Becas de creación artística en el extranjero 2015″

MAC. GAS NATURAL FENOSA

Avda. Arteixo, 171

15008 A Coruña

Del 1 de junio al 17 de septiembre de 2017

 

Guardar

Comentarios