Abstracción geométrica

Kandinsky. Composición VIII
Kandinsky. Composición VIII

Término que alude a aquella abstracción en la que ni la obra en sí ni ninguna de sus partes representan objetos del mundo visible.

Tiene su origen en el suprematismo de Malevich y en construcciones abstractas de Tatlin o Popova, entre otros, además de en el neoplasticismo de Mondrian. En su desarrollo, a partir de los veinte, tienen gran importancia las obras e ideas del grupo de Puteaux, interesados en las bases matemáticas de la composición y los experimentos sistemáticos con el color a partir de las teorías de Eugène Chevreul, utilizando éstos para subrayar vínculos estructurales dentro del lienzo, así como el desarrollo del arte concreto.

La abstracción geométrica se caracteriza por planificar la pintura sobre principios racionales y aspira a la objetividad y a la universalidad defendiendo el uso de elementos neutrales, normalmente geométricos, que confieren claridad, precisión y objetividad a la obra, eliminando a su vez la capacidad sensitiva y expresiva de los materiales y logrando así una composición lógicamente estructurada. Kandinsky fue su precursor.