46 películas, 30 días: Atlántida Film Fest

27/03/2014

La mejor película universitaria del siglo XXI, el cruising que arrasó en Cannes, lo nuevo de Michael Gondry, director de Olvídate de mí; la consagración de Xavier Dolan; una secuela imposible de Kill Bill, la película de ciencia ficción que no seríamos capaces de imaginar, un “Cuenta conmigo” en versión actual, la peli que Ken Loach nunca rodará, la sátira definitiva sobre la Francia de Hollande, una propuesta del considerado nuevo Pedro Almodóvar, la fusión de Moby y Jodorowsky, un Thelma y Louise a la europea y un prometedor menage a trois entre Sallinger, Beckett y Wes Anderson, son las promesas, algunas de ellas, del Atlántida Film Fest.

Es el mayor festival de cine online del mundo, está organizado por Filmin y dirigido por Jaume Ripoll y arranca hoy su cuarta edición tras el éxito del preestreno ayer de su película inaugural, la comprometida y transgresora El desconocido del lago. Entre los largometrajes que lo componen encontramos quince estrenos en España y cuatro mundiales.

Almost in Love de Sam Neave

Durará un mes (hasta el 27 de abril) y la última proyección será para En algún lugar sin ley de David Lowery, que evoca Malas Tierras de Terrence Malick y tiene a Casey Affleck, Rooney Mara y Ben Foster como protagonistas. Entre las piezas más esperadas encontramos Is The Man Who Is Tall Happy?, el documental animado con Noam Chomsky obra de Gondry; Tom At The Farm de Dolan y la última aventura cósmica de Sion Sono, Why Don’t You Play In Hell?

En cuanto a cine latinoamericano, destacan dos obras que ya tuvieron premio en el BAFICI, La paz y noche y El lugar del hijo y Melaza.

Atlántida dedicará también homenajes a Buñuel y a Jess Franco y los precios para ver cada película (a través de Filmin) serán accesibles: 5 películas por 10 euros o 20 por 30 adquiriendo bono, pero también podemos ver obras sueltas por 2,95.

Esta noche, coincidiendo con la apertura del Festival, la Fábrica Moritz de Barcelona acogerá una fiesta inaugural que incluirá avances de los filmes, un directo audiovisual de Anbau y el set de DJ Caro.

Además de participar activamente en certámenes de cine nacionales, como los de San Sebastián, Sitges o Gijón, en Filmin decidieron poner en marcha el suyo propio, con Internet como plataforma. Las ventajas de la iniciativa para el internauta/espectador son claras: tener la oportunidad de ver trabajos que apenas alcanzan difusión en salas comerciales (en algunos casos, tampoco en los cines en V.O) ni visibilidad en los medios de comunicación, y hacerlo a tarifas populares y desde el sofá. En 2013 se apuntaron a Atlántida nada menos que 40.000 espectadores y algunas de las obras de su programación recogieron premios posteriormente, así que merece la pena echar un vistazo a su programa en busca de sorpresas.

La Maison de la Radio de Nicolas Philibert

Existen tres secciones: la Oficial, compuesta por filmes españoles y latinoamericanos que entran a concurso; Atlas, que recopila títulos estrenados en la Berninale, la Seminci o los Festivales de Venecia y Toronto y Reflejos, que incluye buenos documentales centrados en la industria del cine en todos sus aspectos, desde la creación a la distribución.

Muy interesante: los ingresos obtenidos por el visionado de las películas se reparten entre los concursantes, en función de las visitas que obtengan las obras y de los votos que les otorguemos los espectadores, y la película ganadora es premiada con su distribución en DVD a través de Cameo y su promoción en Europa vía Eurodoc.

Las fotos corresponden a los carteles de Almost in Love de Sam Neave, La Maison de la Radio de Nicolas Philibert y Soldate Jeannette de Daniel Hoesl.

 Soldate Jeannette de Daniel Hoesl

Los comentarios están cerrados.